jueves, 28 de abril de 2011

Sobre compañeros y cantos de sirena


Cinco años después de debutar en Fórmula 1, Adrian Sutil ya engloba la lista de diez pilotos con más Grandes Premios disputados sin subir al podio. Y es que, a pesar de haber cimentado el clásico aura de piloto que merece más que un coche de la mitad baja de parrilla al igual que en su momento hicieron otros como Giancarlo Fisichella o Mark Webber, el alemán aún no ha tenido la opción de rentabilizar su talento con un resultado sobresaliente.

Lo cierto es que, sin tener en cuenta lo que ocurra en esta temporada, la ascendente progresión de Force India y la compañía de discretos compañeros de equipo -una larga lista en la que tan sólo son reseñables el propio Fisichella y Tonio Liuzzi, el otro miembro de la actual generación que aparece en el mencionado top diez- han permitido a Sutil engrandecer su nombre en una Fórmula 1 en la que un piloto difícilmente resiste más de un par de temporadas sin grandes resultados.

Pero su compañero para 2011 es distinto a todo lo que este amante del piano ha visto pasar por su lado. La entrada de un piloto notable y respaldado por el equipo como Paul di Resta va camino de convertirse en una auténtica prueba de fuego para Adrian, adorado por muchos y considerado como alguien sobrevalorado por otros tantos, que no alcanzan a ver dónde está el talento del alemán.

Por esa razón, sus declaraciones amenazando a Force India con abandonar el barco pueden tacharse de todo menos de apropiadas cuando el escocés le ha mojado la oreja en las tres sesiones de calificación del año y las eternas preguntas a Norbert Haug sobre quién está preparado para dar el salto a un grande comienzan a mentar al tipo del otro lado del box olvidándose de él.

No hay duda de que el ascenso de Sutil por las fórmulas inferiores y en el Gran Circo ha sido muy sacrificado, pero si no reacciona y comprende que su primera obligación es batir a su compañero de equipo y olvidarse de conseguir un puesto en un equipo mejor, podría tener que dejar paso antes de probar qué se siente al pilotar un coche competitivo. Con el supersuplente Nico Hülkenberg en el banquillo, Sutil no puede dar nada por sentado sino quiere verse fuera de la Fórmula 1 más pronto que tarde y parece que en Force India no se derramará una lágrima por dejarle marchar. Por cierto, ¿no recuerda esta película a la de otros dos pilotos que comparten equipo?

2 comentarios:

pulguitaatodogas dijo...

No se a qué equipo grande aspira ir; por lo hecho este año, y el final de la temporada pasada, no parece que sea un piloto estrella; pero, en fín, en esto de la F1 nunca se sabe quien va a estar donde (sobre todo en los largos períodos entre carreras):

F-1 A.L.C. dijo...

soñar es grátis, como la internet.... ops! creo que vas a tener que pagar un poco...

En una entrevista con un periodista brasilero dijo claramente "mercedes". fué creo que en el blog de ico.