lunes, 11 de junio de 2007

Alonso se viste de debutante


Esto es Fórmula 1 en estado puro. Increible Gran Premio de Canadá que demuestra que en la F1 a veces más que las reglas aerodinámicas y tecnicismos por el estilo, un excelente circuito siempre depara excelentes carreras.

Antes de meterme en faena, quiero dejar clara mi enorme alegria por el podio de Alex Wurz, uno de los pilotos más infravalorados (que tendrán los centroeuropeos que nadie los quiere..), alegria sobre todo por Williams. Uno como seguidor del equipo de Grove ve a veces cómo tantos resultados se van al limbo en algunas carreras que llega a ver justicia en este podio de Willy en probablemente su peor época. Curioso que sean Alex Wurz y Heikki Kovalainen los beneficiados de la lotería del Safety Car que llevan un año para olvidar y que Webber y Rosberg hayan perdido puestos de mérito que ocuparon durante la carrera realmente merecidos durante el año por la lotería de los Safety Car. En cuanto a Webber, poco que decir, que debería pegarse mucho a Coulthard para ver si le puede pegar ese don para traer resultados a casa en lugar de impresiones positivas. Un buen ingeniero de pista le ayudaría para entrar en boxes a su debido tiempo.

Este Gran Premio será recordado (porque esperemos que esta no sea la tónica..) como el GP en el que Lewis Hamilton se vistió de doble campeón del mundo y Alonso eligió un disfraz de debutante. Ataques demasiado optimistas, intentos de trazada inexplicables e incluso una sanción hacen de esta la peor carrera de Alonso en lo que a mi memoria respecta. Seguramente en los días próximos escucharán que el equipo tenía culpa y ese tipo de cosas que suelen decir los 'vendeperiódicos' españoles para justificar la perfección del pilotaje y buen hacer de Fernando y probablemente acaben pensando que en parte llevan razón (ya saben eso de que si se repite muchas veces una mentira termina siendo verdad), pero no hay razón para pensar que la responsabilidad de este fracaso no sea más que de Alonso, que se vistió en Canadá con un disfraz de mediocridad increíble. Suena duro, pero es así y este fracaso no es mayor o menor por la cantidad de puntos que haya obtenido o dejado de obtener el genial asturiano, pues la lotería del Safety Car le podría haber dejado segundo, séptimo o último. Así que espero que Gonzalo, Miquel y ese tipo de profesionaluchos no se pongan tan pesados con la prensa británica, aunque sea cierto que últimamente está en un nivel mediocre, pero no es más que esa mediocridad en la que vive la prensa española constantemente.

Por otro lado está Lewis Hamilton. Excelente durante el fin de semana. Es realmente dificil de explicar que un rookie (al fin y al cabo, lo sigue siendo) no cometa ni un mínimo atisbo de error en situaciones de máxima presión como son varias reanudaciones de carrera y en la salida con un doble campeón tirándose al exterior por la primera plaza, más circulando por primera vez en un circuito tan traicionero como Montreal. Espectacular Hamilton que sale de Montreal reforzado y con siete puntos de renta. Al menos, los seguidores de Fernando tenemos la venganza a sólo una semana, en Indianapolis.. donde Fernando (si la memoria no me falla) sólo ha acabado el año pasado y fue con un mediocre quinto puesto en el único fin de semana en el que Fisichella le llevó la delantera en 2006, así que se podría decir que Hamilton tiene en EEUU un lugar propicio para tratar de meter un poco más el dedo en la llaga de Fernando.

En cuanto a Ferrari, a lo decia en el previo del año. Ganar con un coche desarrollado por un tal Michael Schumacher es sencillo para cualquier piloto de F1, pero evolucionarlo para mantanerlo en el primer nivel ya es arena de otro costal. Esa impresión se está confirmado, pues Ferrari está perdiendo el Mundial en circuitos muy propicios para ellos como Montmeló y Montreal. Ahora llega Indy, santuario Ferrari, asi que veremos cómo marchan los 'rossos' en Indiana. En cuanto a los pilotos, Kimi Räikkönen hizo una carrera típica de los malos años de McLaren, con esa impresión de que si no es capaz de luchar por la victoria por coche se limita a conducirlo a meta. Kimi si el coche demuestra ser P3 puede ganar, pero si el coche es P6 probablemente no pase de P8. Muy a lo Mika. En cuanto a Massa. Sin ánimo de cebarme con Felipe he de decir que un piloto tan irregular es imposible que luche por un Mundial. No hace falta decir más.. saltarse un semáforo en rojo es de debutante (el segundo hoy..).

Tal y como Massa, apliquenle el adjetivo a Giancarlo Fisichella (¡si ves un semáforo en rojo, párate!).. y aunque no sea seguidor de Takuma Sato darle mi enhorabuena por sus agallas y su buena carrera, aunque me siga saliendo un sarpullido cada vez que veo a Jenson Button, que sigue siendo un excelentísimo piloto, abandonar o luchar por pasar el primer corte de la calificación y Takuma con el fruto de su trabajo luchar por los puntos, pero de eso no tiene culpa Takuma, asi que por ello, enhorabuena Taku!

Por lo demás, sepan que uno no es creyente pero tengo que dar gracias a Dios por Robert Kubica. Los recuerdos de situaciones similares casi hacen que las lágrimas empezaran a caer tras ver el accidente y aún estoy con el 'shock' en el cuerpo del accidente, pero es un alivio saber que el polaco ha salido ileso de un accidente así.

En fin, que a quién no le guste la F1 hoy ha asistido a un espectáculo de primer nivel, asi que espero que hayan disfrutado tanto como lo he hecho yo. En breve, editaré esta entrada para que puedan revivir los mejores momentos de esta maravilla deportiva llamada Gran Premio de Canadá 2007.


2 comentarios:

THE LERELE dijo...

Ya sabes que no entiendo mucho de esto y que Alonso me cae bastante mal...por lo que no me apenó demasiado que terminara séptimo; pero según lo poco que pude ver de la carrera (la pillé justo en el momento del hostión) parece que por lo menos estuvo interesante en más momentos que la salida y el final.

Creo que muchos deberían leer este blog con asiduidad y aprender un poco de alguien que parece entender más que la media...

ale, a cuidarse!

Juan The One dijo...

Buen análisis, McKormick, pero no creo que haya tanta razón para darle caña a Fernando por un par de fallos cuando la verdadera culpa de su mala actuación es la mala suerte con los Safety Cars..

Lo de Kubica si que es un milagro divino!!!