jueves, 21 de mayo de 2009

Sólo ellos pueden parar a Jenson

Coches en pista. Momento para dejar a un lado la política -la guerra está cada vez más encarnizada, pero sigo sin temer por nuestro deporte-, rumores e historias varias. La primera sesión libre nos ha dejado un panorama de mejora para los equipos grandes, especialmente McLaren y Ferrari, aunque está por ver si es un espejismo o una realidad. De momento es precipitado hacer valoraciones.

Con Jenson en la cabeza del campeonato con holgura, les confieso que lo que más está atrayendo mi atención está en el box de Red Bull. La calificada como mejor pareja de la F1 en este blog está siendo el foco de las cámaras durante las últimas carreras porque, si la situación no da un vuelco inesperado en las siguientes semanas, son los únicos capacitados, por coche y capacidad, de complicar el título a Jenson Button y su aplastante Brawn GP.

Resulta curioso analizar que los compromisos que Newey ha asumido con el RB5 este invierno son mucho más claros de los del resto de equipo. La suspensión trasera es única en la parrilla con una barra de tracción (¡que hacía veinte años que nadie usaba!), lo que le ha retrasado la adaptación del llamado 'doble difusor' que ya tienen listo en Mónaco. 

Aunque es un dato poco conocido, el equipo de Milton Keynes además de no utilizar el KERS, es de los pocos que no utiliza los alerones móviles que, como comentan los pilotos, son tan decisivos o más a la hora de adelantar que el propio sistema de recuperación de energía. Esta omisión, que ha complicado en más de una ocasión las cosas a Sebastian Vettel y Mark Webber (sin ir más lejos, al alemán con Massa en el Circuit), no ha sido problema para que el equipo se muestre como la segunda fuerza del campeonato y un serio candidato al título.

Pese a que el planteamiento de inicio era un camino sin salida para uno de los dos, es más que posible que Mark Webber consiga su primera victoria durante este 2009 y que Sebastian Vettel se confirme como la gran estrella joven que es. Eso podría ser suficiente para que el australiano obtenga la gloria que se le viene negando durante años y el alemán sea catapultado a uno de los grandes equipos. Aunque ganar el título está muy lejos y solo eso sería un dulce final para Red Bull en 2009, convertirse en el principal centro de atención de la F1 es más de lo que cualquiera podría pronosticarles a principio de temporada.

4 comentarios:

F-1 A.L.C. dijo...

quando dietrich apresentou seu time, com as cores da latinha de Red Bull, achei que era aventura de dois ou tres temporadas

coisa boa que tenahm evoluido tanto.

J. ARCE dijo...

Al loro con Hamilton que está fuerte y puede ser su única oportunidad para ganar, peromi favorito es Webber.

MAND dijo...

Completamente de acuerdo contigo, sobre todo en la última frase. Yo de apostar por campeón de constructores tendría mis dudas, pero de pilotos sigo apostando por Vettel. De todas formas los Ferrari y los McLaren nos e duermen y se acercan poco a poco, así que todas las esperanzas de Red Bull vienen en forma de difusor. Veremos si les funciona en Mónaco (de momento parece que se ocultan un poco). Saludos.

Zeru dijo...

Como proyecto de ingeniero que eres deberías saber que una idea (o tecnología) desechada en su tiempo puede volver a ser muy útil unos años más tarde.

Está claro que el Red Bull es el coche más peculiar de la parrilla, aunque igual a mediados de temporada surgen uno o dos equipos capaces de seguir la estela de Brawn y Red Bull. Aunque tal vez ya sea tarde para hacer algo de cara a los campeonatos.