lunes, 25 de mayo de 2009

Visto para sentencia

El Gran Premio de Mónaco 2009 se ha desarrollado con contadas sorpresas, aunque lo más importante es la confirmación de que Jenson Button cabalga sin duda a convertirse en campeón del mundo. Hoy ha arrasado en Monte Carlo, gracias en parte a la sensacional actuación de equipo de su fiel escudero Rubens Barrichello.

Button ya dobla en puntos al que parece su rival más temible hasta el momento, el alemán Sebastian Vettel, que hoy ha demostrado ser humano y al que es probable que le esté llegando demasiado pronto la primera posibilidad de hacerse con el título. No hay duda de que será una super estrella, pero de ser el outsider a convertirse en candidato al título hay un gran salto.

Seguramente la aparente recuperación de Ferrari en Mónaco inquiete al siempre detallista Ross, pero lo único importante a estas horas es que su equipo homónimo es lo más parecido al rodillo de Ferrari en la época Schumacher. Nadie parece en condiciones de inquietar el dominio de Jenson y hemos pasado el primer tercio del campeonato. El título está sentenciado.

3 comentarios:

J. ARCE dijo...

Yo no diría que Barrichello hizo de escudero sino que en su intento por seguir el ritmo de Button destrozó sus neumáticos y a partir de ahí se tuvo que defender.

Il Venturetto dijo...

Bueno, Vettel no ha tenido una oportunidad clara para llevarse el mundial, ¿no?
Lo mejor de los Brawn es que, además de ganar, siguen sorprendiendo con lo que hacen (o por lo menos a mí me sorprenden, que no es lo mismo necesariamente).

Según dijo, Barrichello fastidió los neumáticos traseros por pegarse a Button en el comienzo de la carrera.

McKormick dijo...

Bueno, realmente Vettel jamás tuvo opciones de hacerse con el título, aunque a ojos del mundo es el mayor rival de Button, lo cual es un peso importante para alguien tan joven.

@J. ARCE
Aunque no sea directa, sino indirectamente, la labor de Barrichello ayer para Button fue magnifica.

Un saludo.