lunes, 19 de enero de 2009

Los platos rotos

Debe estar de moda dar noticias al tiempo de las presentaciones. Resulta que Flavio Briatore ha decidido despedir a Denis Chevrier, jefe de motores de Renault en los circuitos en la última época. Calificada como una decisión propia por el propio jefe de equipo italiano, a Chevrier le ha tocado pagar la factura del mal rendimiento del propulsor de Renault en 2008.

Dudo que el ingeniero francés tuviera la mayor parte de la culpa del aletargamiento de Renault en la época de 'motores congelados' cuando fue la dirección de Renault la que recortó personal y presupuesto de la fábrica de Viry-Châtillon limitando la capacidad de evolución del motor galo mientras el resto de equipos continuaban trabajando a marchas forzadas en sus propulsores.

El caso es que el capricho de Flavio llega tras el enorme trabajo que el equipo de Chevrier ha realizado en este invierno para equiparar el rendimiento del RS27 al de sus rivales. Y se lleva consigo a un desconocido por el gran público que es nada menos que siete veces campeón del mundo. Un auténtico hombre de equipo que tras treinta años en Renault podría obtener su octavo título en 2009. Aunque lo vea por la tele...

10 comentarios:

M.A.N.D. dijo...

La noticia se hizo pública ayer ya, no es posterior a la presentación, como ocurrió en el caso de McLaren y Ron Dennis.

M.A.N.D. dijo...

Y bueno, si consideran que es responsable, pues hacen bien en despedirlo, porque por culpa del tema del motor Renault ha completado dos años prácticamente en vacío, quitando los podios de Kovalainen, Piquet y los tres de Alonso.

McKormick dijo...

Gracias MAND por la aclaración.

Como explico en el articulo creo que el mal rendimiento de Renault viene por la gran reducción de personal y no porque de repente Chevrier y compañia hayan dejado de ser competentes. Obvio que quizá Chevrier tambien cometiera errores, no digo que no tuviera nada de culpa. A pesar de ello, creo que la marcha de Alonso y sobre todo, la de Michelin han sido las claves de que Renault dejara de ser competitivo.

Dicho esto, lo que menos me gustan vuelven a ser -como tantas veces- las formas de Briatore. Si tenia tantas ganas de largarle, que lo hubiera hecho antes de tener que trabajar 24 horas durante todo el invierno al dia en tratar de igual el motor al del resto.

J. ARCE dijo...

Eso sería demasiado humano por parte de Briatore, McKormick. Si no se llevó la reglamentación al límite como hicieron los demás alguien tenía que pagarlo.

silvo dijo...

Ese despido igual es por no haber podido evolucionado el pasado año, aunque realmenet no se sie esa culpa es del propio Flavio.Saludos

Zeru dijo...

No creo que Chevrier tenga la culpa, sobre todo cuando en varias ocasiones Briatore se he echado flores por llevar el único equipo que respetaba la reglamentación de los motores por no tocar nada... hasta que ha presionado y les han dejado igualar prestaciones. A mí todo esto me parece algo absurdo o que Chevrier ha sido cabeza de turco

Chicho dijo...

..para mí y como dice el título del post...pagó los platos rotos del año pasado y no creo que fuera el culpable...lo que no comprendo es hacerlo en los primeros test del año...

enelclub dijo...

Es una pena, porque para mi es el unico tio sensato que quedaba en Renault junto con Bob Bell.

Pero tambien es cierto, que en cualquier empresa privada una cagada como la del año pasado, se lleva por delante al responsable y el responsable en Renault de los motores era Chevrier

labaru dijo...

Vamos un chivo expiatorio con todas las letras, porque no creo que en dos años un hombre pueda pasar de ser un genio al villano más malo de todos los tiempos...
Yo sé lo díficil que son los motores, y eso que sólo estoy aprendiendo y no me meten mucho pero no es nada simple....
Vamos que se han cargado al primero que han visto y me hace gracia que se diga que como renault lleva dos años en el dique seco es culpa de UNA persona.... Pero claro si recortan personal y no desarrollan el coche.. pues es lo que pasa. Vamos como ponia arriba un chivo expiatorio....

Hiarbas dijo...

Las cosas no suceden de un dia para otro.

Se fue Alonso, se fue Michelin, vigilados por el espionaje, motor ultracongelado por si acaso...Es como en los equipos, este juega mal...pero echan al entrenador.

Saludos.