viernes, 27 de febrero de 2009

Calentando para el gran salto

Pese a que la esperada presentación del pasado martes apenas solventó las incógnitas que sobrevolaban el ambiente tras el anuncio de la llegada del flamante nuevo equipo norteamericano a la F1, un simple vistazo a la edición del mes de marzo de F1 Racing (acostumbrese porque el amigo Windsor hará de la revista el BOE de USF1) deja a las claras que Danica Patrick no entra en los planes, que los movimientos del equipo serán de lo más transparente al aficionado -"lo haremos como un programa de telerealidad", afirman- y que nos espera un año mediáticamente muy cansado con la búsqueda de motor, patrocinadores y pilotos. Pero sobre todo, Windsor confirma lo más interesante para los aficionados patrios: la sede en Europa de USF1 estará en España, en la espectacular fábrica construida por el equipo Epsilon Euskadi en las cercanías de Vitoria.

El ambicioso trabajo de Joan Viladelprat y los suyos ha dado sus frutos en todas las competiciones que han participado. Ellos contribuyeron a dar el salto a Robert Kubica y hicieron un gran papel en Le Mans en el siempre complicado mundo de las carreras de resistencia, siempre tan poco reconocidas en nuestro país. Pese a estos logros, de lo que más orgulloso está Viladelprat es de la fábrica que Epsilon ha construido en Miñano. Digna de cualquier equipo de F1 (incluso, de los punteros), el complejo vasco estaba destinado a lo que iba a ser, a no muy largo plazo, el primer equipo español de Formula 1. Era ser cuestión de dar con un par de sponsors nacionales -de esos nombres que todos nos vienen a la cabeza- dispuestos a invertir en un equipo español, liderado por el ex ingeniero de Ferrari y Williams.

Sin embargo, el actual estado financiero unido a que alguna empresa prefiera intentar pagar finiquitos millonarios a algún piloto finlandés en lugar de apostar por el proyecto echó al traste la operación y hizo que el sueño de Viladelprat siga siéndolo durante unos años. Mientras tanto, no hay mejor forma de probar unas instalaciones de alta tecnología recién terminadas que con un equipo de F1 y más un proyecto como USF1, que comienza completamente desde cero. Dadas las circunstancias, el equipo humano de Epsilon Euskadi se encontrará con las dificultades de empezar en la máxima categoría del automovilismo y estarán mucho más preparados cuando se produzca el ansiado salto de un equipo español a la F1. Un día cada vez está más cerca.

2 comentarios:

P. M. X. dijo...

Podemos ver a algún equipo que se retire en mitad de la competición debido a la crisis?

un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com, espero que te pases

Zeru dijo...

Si algún patrocinador gordo se va al carajo creo que sí se podría retirar algún equipo. Aunque está claro que esto afectará más a los equipos humildes.

Está claro que en el futuro habrá un equipo español de F1. aunque ya me empiezo a ver las innumerables coñas que eso despertará XD