miércoles, 1 de abril de 2009

La mano que mece Brawn GP

Odio hablar de la FIA. ¿Por qué gastar mi tiempo? Estoy harto de todos sus jueces, de sus decisiones y sus actitudes. A pesar de ello, entiendo necesario contar la intrahistoria de cómo la F1 ha ayudado más de la cuenta a que Brawn GP pasara de ser un equipo de cola de parrilla al mejor equipo desde la época de Schumacher en Ferrari. Por si alguien no lo sabe, ya es box populi que Bernie Ecclestone está detrás de la inversión subterránea que ha permitido que Ross Brawn cumpliera su sueño de tener una escudería. No es censurable que Ecclestone ayude a los equipos a permanecer en su negocio, sin ir más lejos, Ecclestone ya adelantó dinero a Williams para que siguiera en la categoría. Hasta ahí perfecto.

Pero con Australia llegó la polémica, fomentada por una redacción inexacta y completamente interpretable del reglamento técnico 2009. Cuatro equipos protestan por el difusor diseñado por Brawn -y los de Toyota y Williams-, Williams se enfrenta a Ferrari y Red Bull, el alerón trasero de Toyota es declarado ilegal. Conclusión: los equipos divididos, tensión entre los dirigentes y la unida FOTA disgregada en varios pedazos. Beneficiados: Ecclestone y la FIA, que ven cómo la rebelde asociación de equipos pierde fuerza gracias a un reglamento técnico gris escrito por (ejem...) la FIA.

Volvamos al asunto Brawn. Aparte del apoyo en el 'difusor gate', el pasado domingo vimos dos situaciones que podrían hacer pensar a alguien suspicaz que hay gente interesada en el triunfo de Brawn más allá del último box del pitlane. Mientras Sebastian Vettel es sancionado económica y deportivamente por provocar un incidente (más que discutible para muchos), Rubens Barrichello sale limpio tras provocar un grave incidente en la salida que terminó con las opciones de tres pilotos (¿se acuerda de lo que pasó con Hamilton en Fuji?). La segunda es la sospechosamente lenta reacción de los comisarios (que nos restregan con una estúpida imagen televisiva) que justo reaccionaron para sacar el Safety Car cuando Jenson Button entró a repostar... ¡dos vueltas después del incidente!

Y después del domingo, nos enteramos del ridículo acuerdo económico con el que Virgin ha depositado su apoyo -por dos carreras- a Brawn GP. Digo ridículo porque si es cierto debe ser el acuerdo más rentable de la historia de la F1, ya que el tal Richard Branson debió ser el pasado domingo el hombre que más tiempo pasó en pantalla. Aunque también puede ser que detrás de las cifras haya un acuerdo entre el hombre que maneja los hilos y un personaje que quiere una nueva F1 más ecólogica. Quizá sin estas ayudas, Brawn GP podría haber triunfado en Australia (sin ir más lejos, Jenson asegura que no buscó los limites durante la carrera), obteniendo una victoria aun más impresionante. Sin embargo, con Ecclestone en la sombra, las victorias del equipo de Brackley siempre estarán manchadas por la sombra de la sospecha. Una pena porque el trabajo de Ross y sus chicos es de primera. Esto no debe ser entendido como una critica a los profesionales que hacen que Brawn GP lidere el campeonato de constructores, sino una constatación de que los dirigentes que rigen la F1 llevan tiempo por el mal camino.

Brawn aparte, podríamos hablar de la absurda decisión de la FIA en el affaire Trulli y Hamilton (tras la totalmente correcta la actuación de ambos pilotos en pista), pero creo que la noticia comenta sola, a pesar de que los comisarios no piensan recular. Mejor será pensar en lo deportivo. En lo que nos espera en un Sepang que se prevee lluvioso este fin de semana y en el que veremos si los coches con KERS alzan el vuelo en un circuito más propicio. 

Y terminar con un off topic: les animo a participar en la campaña que la organización humanitaria Plan España está llevando a cabo junto a Iker Casillas para luchar la pobreza en los países en desarrollo y que he conocido gracias a mi amigo Juan. Yo ya he mandado mi foto, espero ver también sus caras: esta lucha lo merece.

4 comentarios:

P. M. X. dijo...

Ciertamente intrigante...

a ver que pasa en Malasia.

un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com

bluehazard dijo...

Totalmente de acuerdo. Estaba esperando al viernes para comentarlo contigo pero veo que te me has adelantado.

Por supuesto hay que valorar el trabajo de Brawn GP, pero que a la maFIA le interesa que un equipo con "poco" presupuesto (a parte de la ayuda de Ecclestone hay que añadir 100 kilos que Honda les dio)gane el mundial y los equipos grandes no puedan quejarse por la rebaja de presupuestos.

PD:Pero a pesar de todo que a nadie se le olvide que Ferrari,McLaren,BMW... siguen teniendo mucho dinero y muy buenas instalaciones como para desarrollar sus coches.

pro_magicalonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pro_magicalonso dijo...

Para mi no me cabe ninguna duda después de lo del SC que los han ayudado descaradamente, sacar el SC cuando ya iban dos vueltas, los coches pasando rápidos a su lado con el coche de Nakajima atravesado todo un riesgo para los pilotos, el SC tenía que haber salido nada más producirse el accidente y tardó dos vueltas enteras, justas para que entraran primero Barrichello y después Button y justo cuando está Button casi al final del pit lane sacan el cartel del SC, vamos eso está más que cantado que los han ayudado descaradamente porque si no llega a ser por eso, la carrera se les hubiera puesto muy cuesta arriba a los Brawn GP, seguro que el podio hubiera cambiado radicalmente. Solo espero que esas ayudas no se vuelvan a repetir.
Saludos