jueves, 2 de abril de 2009

Toyota: llegó la hora

Vuelta 47 del GP de Malasia. Jenson Button lidera la carrera desde el inicio tras anotarse su segunda pole de la temporada en una sesión en la que su compañero de equipo Rubens Barrichello dilapidó sus opciones al arruinar su último intento en la Q2. Kubica, Alonso y Massa pelean por llegar a los puntos, aunque peor lo tienen Kimi y Hamilton, que no pasaron del clásico embudo de la primera vuelta. Tras Jenson, se encuentran Jarno Trulli y Nico Rosberg, al que adelantó en la salida tras calificar en una más que correcta tercera posición. Quedan pocas vueltas y Jenson anhela su primera victoria en Sepang... cuando siente cómo sus neumáticos traseros comienzan a fallarle. La mancha rojiblanca cada vez es más grande en sus retrovisores y a falta sólo dos vueltas, la situación es insostenible: el impoluto BGP001 es inconducible. Jarno aguanta en la última curva y se lanza en plena aceleración sobre el Brawn. Button no puede hacer nada, la primera plaza es de Trulli. Última vuelta. Los fantasmas de Jarno se aparecen, sin embargo, Trulli es el ganador del GP de Malasia. Toyota acaba de ganar su primera carrera.

¿Ciencia ficción? Quizá, pero Toyota es el equipo más cercano a acabar con la hegemonía que Brawn comenzó hace una semana en Melbourne. En 2005, en lo que sigue siendo la mejor temporada de Toyota en F1, Jarno Trulli firmó la segunda posición en Sepang quedándose lo más cerca que ha estado la escudería de ganar. Cuatro años y miles de sinsabores después, Toyota es un equipo mucho más experto y unido: la llegada del infravalorado Timo Glock ha dado un giro a la situación de Toyota. Ahora sólo queda completar el guión. Bien podría ser en Sepang.

Sin dejar completamente de lado Toyota, me hace gracia la interpretación que ha hecho mucho gente de la descalificación de Lewis Hamilton en el GP de Australia cargando contra el joven británico, cuya actuación en pista fue intachable -solo hay que leer las conversaciones por radio-, pero que ha vuelto a ser perjudicado por su entorno: las acciones de McLaren siguen como atestigua su historia moderna y la única culpa del incidente es de la FIA primero -que tenía a su disposición la famosa grabación cuando sancionó a Trulli... solo que no se preocuparon de oírla- y del equipo de Woking después, donde Hamilton es un simple monigote fuera de pista, no el líder de las acciones que McLaren hace como muchos pretenden hacer creer. Los que rigen McLaren fueron así en el pasado -cuando Alonso iba a marcar una época allí-, lo fueron en 2007 -creo que no era el único que esperaba lo pasó- y lo seguirán siendo en el futuro.

Quizá no sea ecuánime, porque a estas alturas no les voy a negar que me cae bien ese chico, sobre todo con el casco puesto y con un volante en las manos. Que le vamos a hacer. El compañero Ventura está disfrutando de AC/DC, mientras yo he preferido reservarme para mañana para ver a Kapranos y compañía. Será cuestión de gustos. Aunque estoy convencido de que yo también estaría dando botes en el Palacio de los Deportes y Ventura, con gusto tararearía mañana ese prodigio del siglo XXI llamado 'Take me out'. Es lo que tiene el amor a la música. Es un poco como amar la F1.

6 comentarios:

Hiarbas dijo...

Amigo Mck, despues de la victoria de BrawnGp, "nothing is impossible".

pro_magicalonso dijo...

Se ha hecho justicia, ya que ese podio era de él y a los otros por mentir abajo del todo, así no lo volverán hacer. Saludos

Anónimo dijo...

Ya comenté yo " al cesar lo que es del cesar", mientras la mayoría estabais cegados por los comentarios de ese magnífico piloto, y mejor compañero que Pedro, que enjuciaba la carrera de Hamilton como espectacular. Toyota, y el viejo Trulli se enmarcaban para la historia, lo que debería ser la mejor de las remontadas. Salir desde el box y llegar tercero. Felicidades Trulli.

McKormick dijo...

Yo no critico la decisión. De hecho, es obvio que Jarno merece el tercer puesto más que nadie. Lo que critico es que algunos tachen a Hamilton como el impulsor de las malas artes de McLaren.. que han existido desde antes de que Hamilton tocara un kart.

enelclub dijo...

Hamilton no es impulsor de nada, simplemente ha hecho TRAMPA, le han pillado y le han sancionado. Con los tramposos tolerancia cero.

septimus warren smith dijo...

El problema, como todos sabéis, es que no se ha tenido esta tolerancia cero con otros tramposos en el pasado.