lunes, 20 de abril de 2009

Tan-Kuan Vettel

No hay mejor apodo que el del dios mitológico chino de la lluvia para Sebastian Vettel. Tras ganar en Monza el año pasado con Toro Rosso, Sebastian ha conseguido su segunda victoria en el complicado Gran Premio de China disputado en Shanghai. Secundado por un genial Mark Webber, Vettel lidera así un histórico doblete para la escudería austriaca (sí, austriaca) que la hace convertirse en la principal alternativa a Brawn GP.

Sin el KERS -al que Renault volverá en Bahrein- ni el mal llamado 'difusor Brawn', Red Bull se ha convertido en el único equipo que ha derrotado con todas las de la ley a los hasta ahora inalcanzables monoplazas de Brackley. Aunque existen analogías entre las dos victorias, parece que Red Bull no recordará este doblete de igual forma que Eddie Jordan debe acordarse de la excepcional actuación de su equipo hace once años en Spa.

Aunque aun está por comprobar si Red Bull podrá igualar sus prestaciones en comparación con Brawn en condiciones de seco, hoy es día de alabar la actuación de nuestro querido niño alemán que ha dominado la carrera con mano de hierro de veterano. Sea como sea, 'Herr Seb' tendrá el privilegio de estar en liza por las victorias en las próximas carreras. Otro paso perfecto en la impresionante escalada de Vettel durante su corta carrera en F1.

Y no terminará el articulo sin mencionar lo que muchos de los que seguís este blog estáis esperando, el reconocimiento a la actuación de Mark Webber. Hoy fue superado por su pluscuamperfecto compañero y supo aceptar una decisión de equipo injusta para sus intereses, haciéndole adelantar su primera entrada a boxes, limitándole cualquier posibilidad de pelear la victoria a Vettel. Pese a todo, la sonrisa de Webber hoy en el podio es sinónimo de que el australiano, después de todo, está más cerca que nunca de conseguir la ansiada primera victoria de su carrera.

Para completar la fiesta de Red Bull en Shanghai, Sebastien Buemi realizó una carrera digna de elogio. Para un debutante debería ser una pesadilla correr con lluvia en tus primeras tomas de contacto con lo que es una carrera de F1. Sin embargo, Buemi ha demostrado que va por el buen camino. Parece que por fin el programa de desarrollo de pilotos de Red Bull funciona. Y el siguiente es un tal Jaime, que ayer se estrenó en las World Series, donde triunfó Marcos Martínez logrando un sensacional doblete. Tenemos suerte.

5 comentarios:

Il Venturetto dijo...

Vettel dejó de ser un niño en Monza. Ayer se convirtió en un hombre.

Webber siempre ha sido un pilotazo, y es evidente que también es un señor.

McKormick dijo...

Esa frase es mía. Que bonita es la F1. ¿A qué 'semidesconocido' estaremos adorando dentro de dos años? Estoy enamorado. ;P

Hiarbas dijo...

Webber podria tener un año grandioso, sino se le hubiera cruzado en el camino Her Seb. Pero la vida es asi. Al igual que Alonso se habria llevado el titulo estando con Mclaren, si Hamilton, no hubiera sido Hamilton.

Vettel, sin duda, ya esta listo para el asalto.¿lo estara Red Bull?

dietas dijo...

cuantas sorpresas mas nos esperan en este campeonato de formula 1?

pro_magicalonso dijo...

Los Red Bull con Vettel y Webber superbien. Saludos