lunes, 14 de septiembre de 2009

¿Ahora qué, Montezemolo?

Quién lo iba a pensar hace unos meses cuando los 'expertos' no paraban de criticar a Kimi Räikkönen. Aquella época en la que más de un iluminado pasaba de enjuiciar su enjuiciable actitud a dudar de su capacidad de llevar a un monoplaza al máximo. Estamos en septiembre y resulta que es más que probable que el mudito del ártico, vista la candidez de sus rivales, acabe el año como tercero en el campeonato si sigue con la progresión que lleva en las últimas cuatro carreras, en las que se ha plantado en el podio sin titubear.

A pesar de que los registros del inicio de temporada sí que otorgan un liderazgo claro a Massa frente a Kimi, lo cierto es que tampoco ponen tan lejos al finlandés de lo que algunos nos han contado. Se puede pensar que el desafortunado accidente de Massa ha sido un punto de inflexión para el desarrollo de la temporada de Ferrari, que no la de Räikkönen. Jamás lo sabremos a ciencia cierta, pero desde que Massa no ocupa el otro box de la Scuderia, Räikkönen no se ha bajado del podio.

La explicación fácil sería decir que los rumores de la llegada de Fernando y de la vuelta de Schumi al redil de Maranello han espoleado el orgullo del finlandés, pero más lógico es pensar que la reacción de Räikkönen ha llegado cuando el equipo técnico se ha girado en torno a él y le han permitido adoptar decisiones en ese aspecto. Los resultados están ahí. En cuatro carreras, Kimi ha sumado más puntos que Lewis Hamilton en toda la temporada, por poner un ejemplo.

A lo que vamos, que no quiero que se engañen. A día de hoy, el único piloto seguro en Ferrari para 2010 se llama Fernando Alonso y de no haberse producido el accidente de Felipe en Hungría, seguramente estaríamos desayunando con penosos fotomontajes del asturiano de rojo en la portada de los diarios deportivos. La decisión está más que tomada y los cinco años que unen a la empresa del señor Botín con la del señor Montezemolo serán la longitud del contrato del astro español con la marca italiana.

La clave es que el equipo de Montezemolo va a esperar a ver cómo está Felipe Massa antes de realizar ningún anuncio. Sería mucho riesgo dejar ir a Räikkönen para que luego Felipe no vuelva a recuperar su nivel, por no hablar de decisión de baja catadura moral que supondría largar al paulista en plena convalecencia. Por ello, el final del affaire Alonso-Ferrari aún coleará durante alguna semana más.

4 comentarios:

Il Venturetto dijo...

Qué grande post.

En el 2007 las cosas se torcieron de tal manera que cuando la única opción de ganar el mundial para Ferrari era apostar todo-o-nada a Raikkonen, Raikkonen respondió al 100%.

El año pasado fue al revés, y la sensación fue que Kimi "pasaba" de todo.

Y este año... pues ya lo has dicho tú todo.

Grande, muy grande análisis. Quizás la mejor prueba son los 3 segundos por vuelta a Badoer en Valencia y Spa y que mientras Fisichella intentaba sin éxito entrar en la Q3, Raikkonen hacía P3 en clasificación (sí, sí, salvando las distancias y con los atenuantes conocidos).

Lo de los "penosos fotomontajes" me ha llegado al alma. xDDD

McKormick dijo...

Es que he visto tantas veces a Villa de blanco con el cuerpo de Raúl, a Fernando de rojo e incluso.. a un bicefalo, que ya dudo que sepan usar el PS... xD

MAND dijo...

Suena bien, y bastante coherente, pero yo soy más de la opinión de que Alonso, en caso de que corra con Ferrari en 2010, será presentado en la fiesta de fin de temporada que tendrán en Valencia (si no me equivoco de ciudad española), al tiempo que Massa estará recuperado y tomarán las decisiones oportunas.

Aunque creo que también es probable que Alonso tarde un año más en ir a Ferrari. El caso sería ver dónde recalaría...¿McLaren? Suena fuerte, pero...si lo de Santander es una pista, el banco también ha ampliado el contrato con la escudería angloalemana...no sé...

Zeru dijo...

Lo de McLaren no sé yo. Recordemos que el Santander se fusionó con el Abbey hace algún tiempo (un banco inglés) y será con ese nombre con el que aparezca en McLaren.

En Ferrari siguen insistiendo en la continuidad de Kimi, seguramente sea para tranquilizarle y que siga dando buenos resultados. No creo que se empleara tan a fondo si supiera que a final de temporada se irá y no tiene opciones de ganar ningún título.

Otra opción sería la de tener 3 monoplazas por equipo, aunque lo veo poco probable. Son 13 equipos por ahora (a falta de ver qué pasa con renault y la "nueva" BMW-Sauber) lo cual duplicaría el número de coches en pista, un follón vamos.

Resumiendo, a día de hoy lo menos probable es que Alonso siga en Reanult.