jueves, 4 de febrero de 2010

La herencia de Colin Chapman

Los representantes del nuevo equipo malayo Lotus F1 Racing, con sede en Norfolk, a pocos kilómetros de la todavía fábrica de Lotus Cars, siguen empeñados en apropiarse de la herencia del legendario equipo de Colin Chapman, ganador de siete campeonatos mundiales y vencedor de las 500 millas de Indianapolis en dos ocasiones.

Lo cierto es que el equipo, en contraposición con la imagen que dan otros novatos, da el pego: ningún problema financiero, dos pilotos más que correctos como Jarno Trulli y Heikki Kovalainen, un coche listo para ser presentado en Londres y el inefable Mike Gascoyne al mando de todo.

4 comentarios:

F1ALC dijo...

no sé si gascoyne sea el indicado para empezar con buen pié, la force india se ha beneficiado mucho al mandarlo al diablo.

Neurotic dijo...

MONKEYS.

Jon Valle-Iturriaga Albors dijo...

Hasta que estén sobre el asfalto todo son conjeturas; ya veremos si llegan a las posiciones intermedias o se quedan en las de atrás.

Hiarbas dijo...

Buena entrada y articulo Mck.

-Por un lado, parece que estamos regresando en el tiempo. Y si no, se hace por las buenas lo hacen a golpe de nombre. Veremos si Gascoyne se merecedor de llevar Lotus en su solapa o si sigue viviendo de las rentas.

-Y coincido contigo sobre Newey. Precisamente un desiquilibrio entre velocidad y fiabilidad, le privo luchar por el mundial. Sin el factor sorpresa del año pasado, estamos en ascuas, esperando la presentacion de su nuevo monoplaza.

Un saludo.