lunes, 23 de noviembre de 2009

Análisis 09: Los outsiders

Aquí tenemos la penúltima parte del Análisis de pilotos de la actual temporada: los outsiders. La gráfica, que deberían ampliar haciendo click en la misma, refleja los puntos de tipos que han obtenido resultados para los que no estaban predestinados a base de capacidad de lucha y sobre todo, mucho talento.

La temporada comenzó convulsa para el campeón del mundo Lewis Hamilton. Al decepcionante rendimiento del heredero del MP4/23, se sumó el escandalo de las mentiras a los comisarios en Australia, donde Hamilton rindió de forma sensacional en pista, terminando en tercera posición tras partir antepenúltimo en parrilla.

Poco importó ese resultado cuando se supo que Hamilton y su ingeniero habían 'omitido' la verdad ante los comisarios. Descalificado de la carrera y dilapidado por prensa y afición mientras el otro británico hacía sonar el himno en el podio, Lewis pasó por el momento más bajo de su vida, que sin duda, ha hecho mella en su carácter.

Dejando de lado lo extradeportivo, en cuanto el desarrollo de McLaren comenzó a dar sus frutos. En la segunda mitad de campeonato, Hamilton volvió por sus fueros subiendo al podio en todas las carreras, excepción hecha de Alemania y Bélgica, donde se vio envuelto en un accidente en carrera, un único borrón en Monza rodando tercero y los problemas mecánicos que sufrió en Abu Dhabi cuando estaba en cabeza.

¡Y qué decir de la temporada de Fernando Alonso en Renault! Una simple revisión a las estadísticas deja claro la constancia y calidad del campeón español. Alonso sólo se ha quedado fuera de la Q3 en tres ocasiones, y dos de ellas -la lluvia del Nürbürgring y la flagrante sanción recibida en Suzuka- solo pueden ser calificadas como mala fortuna.


Nada que ver con la sensación que Renault ha dado con el R29 con constantes vaivenes en sus decisiones (echen un vistazo al uso del KERS). Sin ir más lejos, se han cometido errores de bulto cuando han llegado las oportunidades para el bicampeón, como el repostaje preventivo en la presalida en Shanghai o el fallido cambio de ruedas de Hungría.

Para colmo, llegó el escandalo del 'crashgate' que afectó muy seriamente a la escudería, aunque coincidió con las mejores actuaciones de Fernando, que fueron paradójicamente en dos circuitos antagonistas, como Monza y Singapur, donde el asturiano subió por fin al podio. Con su fichaje por Ferrari confirmado y el equipo dejandose llevar, el final de la era Alonso-Renault fue un auténtico desastre.

A pesar de haber terminado once veces en los puntos, el alemán de Williams Nico Rosberg no ha podido subir al podio en toda la temporada, a pesar de haber realizado una temporada prácticamente inconmensurable y en la que tan sólo la falta de velocidad del conjunto Williams-Toyota le ha apartado de luchar por cotas mayores.

La gran oportunidad de Rosberg llegó en Singapur, donde su propia ansiedad llevó a la ruina una actuación que iba camino, como mínimo, del podio. Para su fortuna, le quedarán muchas oportunidades como aquella, aunque desgraciadamente para el equipo de Grove, pocas veces tendrá un piloto en cartera con el nivel del querubín alemán.

Para alguien que no es psicólogo es complicado analizar la actuación de Kimi Räikkönen en este 2009. La imagen del helado en Malasia deja muy a las claras la motivación que el finlandés tenía al principio de la temporada, donde Ferrari se encontraba muy por debajo de las expectativas.

El buen rendimiento del F60 en Mónaco animó a Kimi, que a buen seguro volvió a sentirse piloto cuando Ferrari volvió a estar en liza por las victorias, momento en que el equipo se apoyó en sus directrices para afrontar los fines de semana. Mientras el grifo del desarrollo seguía empujando, Räikkönen no se bajó del podio, ganando incluso en Spa. Cuando el equipo se puso a pensar en el futuro, Kimi volvió a sus cosas...

Muy distinta fue la temporada de su compañero Felipe Massa, que parece crecerse en las situaciones adversas, como demostró a partir de la llegada del Gran Circo a Europa, momento en el que el Ferrari dejó de ser un camión y comenzó a parecer un coche de carreras: a partir de la cita de Montmeló, Massa terminó entre los seis primeros en las cinco primeras carreras europeas.


Pero cuando parecía estar listo para seguir demostrando su calidad, en los oficiales del Gran Premio de Hungría, Massa rozó la tragedia. Gracias a la gran labor médica, Felipe ya está repuesto y aspira a volver por todo lo alto en 2010. Que la extensión imaginaria de su estadística le otorgue cerca de 260 puntos en nuestra Fantasy debe ser un apoyo teniendo en cuenta justo por delante de quién se situaría...

6 comentarios:

Il Venturetto dijo...

Tal y como le ha mojado la oreja a los dos últimos compañeros que ha tenido, no me creo eso que se empeñan en repetir de que Kimi estaba desmotivado.
Otra cosa muy distinta es la imagen que da, que, en efecto, manda huevos.

fitti4652 dijo...

Ha sido penoso ver a tres campeones del mundo luchando por entrar en la Q3 y por las posiciones medias de la carrera y arañar algún punto, pero así son las carreras. Lo mejor es ver que los tres han luchado hasta el final con lo que tenían...¿los tres?

J. Arce dijo...

Pasarán diez años y el fenómeno Kimi seguirá sin explicación.

Zeru dijo...

Creo que esto es un reflejo de lo que ha pasado en la temporada.

Los grandes han tenido problemas para adaptarse al nuevo reglamento y han tardado en volver a ser competitivos.

En cuanto a Kimi... creo que la clave con él viene a ser que tiene que encontrarse en un entorno competitivo. Si ve que no hay opciones de luchar por la victoria el chico se nos deprime y le da a los helados XD

labaru dijo...

Aún me da rabia pensar en el GP de Singapur, sólo me acuerdo de estar echando pestes por la boca por el grave error de Nico al salir del Pitlane.
Y me da muchisima pena que haya dejado williams, los he cogido mucho cariño y he aprendido a tenerlos el mayor de los respetos, siempre serán muy grandes para mí.
Pero espero que la temporada que viene lleguen muchos podios para él.
Además lo voy a ver en directo de nuevo en dos ocasiones, en Montmelo y Valencia. Así que espero que la temporada 2010 sea entretenida....
No veo la hora de que vuelvan a rugir los motores..
Un saludo!

Güermaster dijo...

Muy buen análisis. La verdad es que Hamilton se ha salido cuando su monoplaza se lo ha permitido.