martes, 3 de junio de 2008

Gené y el maldito Le Mans


Estupefacto me hayo tras ver las imágenes del accidente de Marc Gené en los entrenamientos de las veinticuatro horas de Le Mans. Por fortuna, el bueno de Marc no sufre más que algunas contusiones, pero este accidente hace rememorar momentos más que delicados de la historia del trazado galo.



Recuerda demasiado al de Mark Webber (las vueltas que da la vida, amigos) en los entrenamientos en 1999, cuando su Mercedes despegó en la recta y acabó destruido tras varias vueltas de campana. Aquel día, Mercedes decidió no volver a intentar re-entrar en Le Mans, tras la tragedia de 1955 donde que se lamentaron 79 víctimas mortales y desde la que había estado apartado de la carrera de resistencia por excelencia.



Le Mans es así. Una pista mística y una competición preciosa, que la noche y la tragedia han ayudado a convertir en una leyenda. La gran epopeya de Marc Gené con Peugeot ha tenido un inicio muy desagradable. Esperemos que el bueno de Marc, Adrian Vallés y los chicos de Epsilon Euskadi tengan buena suerte en la carrera del próximo 14 y 15 de junio en la épicas 24 horas y pongan su sello en la leyenda.

2 comentarios:

Ferrari's Fan dijo...

Recordaba el accidente del 99, pero q era Webber?? Ni idea! sube un punto de karma entonces x empezar en el mismo equipo de resistencia que Schumi

haru dijo...

Por suerte hoy en dia las medidas de seguridad son correctas y más aun cuando los diseñadores vuelven otra vez a carrozar los LMP1 como hemos visto con Peugeot y con el EEI-Judd, dejando atras las aberraciones tipo barqueta en los "Top" de los Sport Prototipos.
Ya no es solamente un tema de aerodinámica o rigidez de conjunto, sino de protección del piloto.
La ACO lo ha entendido y por fin exigirá a partir de 2010 este tipo de vehículos. Por algo será.


Saludos a todos.