jueves, 2 de octubre de 2008

La otra crisis azota a Williams


Una noticia muy inquietante conocida hoy de cara al futuro de Williams en F1 es que la escudería de Grove sufrió unas pérdidas de 88 millones de euros durante la pasada temporada. Al parecer, la directiva del legendario equipo británico está endeudandose para mantenerse en la F1 a la espera de que los buenos resultados puedan reestablecer su buena salud económica.

Cuando Honda en 2005 tuvo que pagar 33 millones a Williams por retener a Button, recuerdo que SIR Frank afirmó que Honda les pagaría los motores por un par de años. Entonces, parecía parte del fino humor inglés que caracteriza al fundador de la escudería. Ahora sabemos que aquella frase no es más que la cruda realidad.

La dura realidad, a día de hoy, los equipos privados no tiene sitio en F1. No les queda otra que asociarse con un gran motorista y caminar unidos. Justo lo que Williams rechazó hacer con BMW. Ahora se antoja muy difícil que Williams logre un gran motor que le hace volver a lo más alto, asi que los chicos de Grove están en la cuerda floja.

Precisamente, hoy se ha confirmado que Rosberg y Nakajima seguirán en 2009. En principio, la escudería se asegura una buena pareja: Nico parece tener cerradas las puertas de los equipos grandes de momento. Por otro lado, Nakajima no está desentonando en su temporada de debut y habrá que ver cómo sigue evolucionando.... aunque es obvio que lo más importante ahora para Williams no son los pilotos. Desgraciadamente, se masca la gran tragedia...

2 comentarios:

F-1 A.L.C. dijo...

sí creo que todos estamos preocupados con los que va a ocurrir.. especialmente con las noticias financieras mundiales.

creo que llegó la hora de rebajarnos a tener uno de esos patroinios ridiculos en la Williams

J. ARCE dijo...

Esto me suena de Brabham o Lotus. Nakayima sigue porque ayuda a pagar las facturas con el dinero de Toyota. Es casi imposible que aparezca un Cosworth que salve esta catástrofe.