domingo, 12 de octubre de 2008

Lo que pudo haber sido...

Robert Kubica continua con opciones matemáticas de hacerse con el título mundial tras haber firmado una brillante segunda plaza en la carrera de hoy. Con Heidfeld perdido entre el tráfico, el polaco sigue demostrando al mundo que si BMW hubiera seguido evolucionando el F1.08 estaría metido de lleno en la lucha por el campeonato.

Obviamente, es sencillo hablar ahora, nadie hubiera predecido la cantidad de fallos que Hamilton y los Ferrari han cometido durante el año. Pese a ser consciente de ello, la sensación de Robert Kubica en este final de temporada no puede dejar de ser frustrante. De todos modos, el año que viene veremos si Thiessen y compañía acertaron congelando la evolución del monoplaza de 2008 tan pronto. Si entonces, Kubica está entre los candidatos por el Mundial nadie se acordará de su tercer puesto en 2008.

1 comentario:

Haru dijo...

Bueno, no sé si tuviste tiempo para leer el comentario que te dejé ya hace varios días, http://f1onboard.blogspot.com/2008/10/bmw-apuesta-por-la-continuidad.html pero vamos, te vengo a repetir lo mismo...

Saludos.