martes, 5 de julio de 2011

Back in business

Después de una complicada era de transición en la que equipó motores Toyota y Cosworth, la escudería Williams volverá a asociarse con una gran compañía como Renault a partir de 2012 rememorando la alineación clásica del equipo en la década de los noventa. El acuerdo es para las dos próximas temporadas, pero ambas partes tienen la intención de seguir colaborando en 2014, momento en el que la Fórmula 1 volverá a los seis cilindros.

Esta colaboración no es un simple acuerdo motorista como el que une a Renault con Red Bull o Team Lotus, sino que se prevé que la integración entre ambas compañías esté al nivel del que Williams tuvo con BMW. Aquel modelo terminó fracasando por ambas partes, pero la experiencia vivida en los últimos años debería hacer reflexionar a los directivos del equipo para ser conscientes de que el concepto de constructor independiente de éxito hace tiempo que dejó de ser posible en una Fórmula 1 dominada por grandes multinacionales, que no tienen por qué estar relacionadas directamente con las cuatro ruedas como demuestra Red Bull.

La pregunta es evidente, ¿volverá Williams a ser grande? Es difícil de decir, pero el pésimo inicio de campaña ha hecho que el equipo haya asumido que hay mucho que cambiar. Sólo eso ya es un paso importante. El accionariado del equipo se ha abierto a inversores externos, el equipo técnico está en plena restructuración y el reciente acuerdo con Jaguar para la producción del nuevo C-X75 no es más que la confirmación de que Williams sigue siendo capaz de aprovechar su sello para asociarse con grandes compañías. Rememorar un esquema clásico como Williams-Renault también debería ser positivo en el ámbito comercial aliviando el que sigue siendo el gran problema del equipo: lo económico.

Para Renault, la asociación también es una oportunidad. No es ningún secreto que los franceses han dado un paso atrás en su implicación en la Fórmula 1 y, a día de hoy, ni siquiera el equipo que lleva su nombre tiene asegurada la continuidad de la casa gala más allá de su contrato como motorista. La relación entre los miembros del antiguo equipo y los nuevos dueños dista de ser tan buena como aparenta y Genii podría verse completamente en solitario en breve convirtiéndose en un independiente más. Sin ir más lejos, en las últimas semanas se han sucedido las noticias de ingenieros y profesionales que abandonaban el seno de la escudería de Enstone.

La nota negativa de esta asociación es que supone la puntilla para Cosworth. El mítico motorista inglés se queda tan sólo con Virgin e Hispania como clientes y difícilmente podrá sobrevivir más allá del cambio de normativa de 2014. Con PURE entrando como opción 'lowcost' para los modestos, la cuota de mercado de la compañía londinense es prácticamente nula y la posibilidad de sacar rentabilidad a la producción de un nuevo motor V6 parece cada vez más descartada.

1 comentario:

DaniF1 dijo...

No se donde leí que efectivamente el acuerdo no era solo para el suministro de motores como se han hecho eco varios medios sino que va mucho más allá como bien apuntas. Llevó esperando este anuncio desde finales de 2009,al fin un gran motor para un equipo como Williams, espero que puedan ponerse a partir de la próxima temporada al nvel de Mercedes GP y Lotus Renault, seria un primer paso para recuperar el terreno con los de arriba.