jueves, 10 de abril de 2008

El ascenso del proyecto Hinwil


BMW.Sauber es lider del campeonato del mundo de F1. Un hecho objetivo que demuestra con resultados las sensaciones que BMW nos está mostrando desde que está en la categoría reina. Y parece obvio que va a seguir creciendo hasta luchar por el titulo en años venideros.

La progresión de BMW es la de un conjunto que supo ver cómo se desarrollarian las cosas en el futuro, incluso antes de la compra de Sauber por parte de BMW. En Hinwil fueron capaces de abstraerse de la visión general de la competición e invertir en un tunel del viento más grande y sobre todo, mucho más eficiente que el del resto de sus rivales. Y con el desarrollo de la Dinámica Computacional de Fluidos (DCF) fueron los más hábiles asociandose con Intel para la creación de uno de los 'ordenadores' más potentes del mundo (y a años luz del resto de equipos), el Albert 2, asegurándose así el futuro cuando se limite el uso actual de los túneles de viento durante las veinticuatro horas del día y teniendo la util baza (visto lo visto en otros equipos) de usarlo también para triangular las cifras del gran túnel y ponerlas en correlación con los datos obtenidos en pista.

Y todo esto es fruto del trabajo de Peter Sauber, que logró formar un equipo prometedor a largo plazo mientras otros privados optaron por luchar por efímeros triunfos a corto plazo, sin preocuparse de si condenaban su futuro. Este trabajo no fue obviado por Mario Thiessen y los suyos que vieron en Sauber la plataforma perfecta para la llegada como constructor de pleno derecho de BMW en la F1. Ambos ejemplificar el triunfo de la inteligencia y la tranquilidad en la F1. Durante el primer año de BMW en la categoría, Thiessen tuvo que tomar miles de decisiones críticas para el futuro del equipo y pese a que era sencillo errar con tanta presión, Mario supo mover correctamente las piezas para que la escudería siguiera desarrollándose como lo está haciendo.

Aunque Thiessen y Sauber han tenido gran parte del mérito de que BMW.Sauber esté a punto de lograr su primera victoria en la F1, para mi es obligatorio destacar la labor de Willy Rampf. Director técnico de Sauber, con la compra del equipo pareció que saldría por la puerta en cuanto algún Newey o Gascoyne aparecieran por el horizonte, pero sin embargo ha sido capaz de liderar el ascenso del equipo germano-suizo sin cometer ningún fallo apreciable, lo cual es realmente complicado, marcandose algun que otro acierto, como firmar a Willem Toet, que lidera el que ya es el mejor departamento aerodinámico de toda la F1.

Con el impresionante historial de haber ganado en todo aquello en lo que ha competido, BMW ahora se enfrenta al paso más difícil. Enfrentarse a Ferrari y McLaren por la supremacía en F1. Tal y como dice Thiessen es sólo cuestión de "bajar otro medio segundo". Entonces veremos si la dirección técnica de BMW sigue manejando la presión como hasta ahora. Si es así, bien podrían triunfar más pronto de lo esperado.

2 comentarios:

Jose Miguel dijo...

Me acuerdo cuando BMW compró la escudería suiza. Se decía que a Mario le venía grande el hecho de tener que coordinar a los hombres de Alemania con los hombre de Suiza. Y en una entrevista dijo que era difícil, por supuesto, pero que estaban en rodaje. Que con los años la cosa se iría puliendo y acabarían peleando por las victorias... Es todo un ejemplo de visión de futuro y trabajo bien hecho.

Saludos.

Semi.

Hiarbas dijo...

Como diria un broker, lo importante no es invertir, sino hacerlo bien.