miércoles, 2 de abril de 2008

La peligrosa connotación del escándalo Mosley


Pese a mi reconocida aversión a los tabloides sensacionalistas y a todo lo que les rodea, no puedo evitar escribir mi comentario sobre el escandalo érotico fascista protagonizado por el señor Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo. Dejando a un lado la vida personal del susodicho y los hábitos sexuales que cada uno es libre de tener, me parece que el verdadero escándalo está en los disfraces que visten los asistentes en el famoso video, que me permitirán que no publique ni enlace para mantener el digno nombre de este espacio.


Viniendo de un hombre cuyos antepasados tienen mucho que ocultar y cuyo padre fue la verguenza británica en la desagradable Segunda Guerra Mundial, resulta infame la ejemplificación que este tipo hace del holocausto nazi. Un homenaje a la mayor barbarie de la larga historia raza humana, el exterminio de millones de personas por una mera razón racial.


Desde aquí y como amante de la historia, mi repulsa ante una actitud ante la que cualquier adjetivo queda corto. Es dificil erradicar los pequeños focos de racismo en este deporte, más teniendo en cuenta que el primer xenófobo es ese indeseable sinvergüenza que preside nuestra Federación Internacional: Max Mosley.


3 comentarios:

Jose Miguel dijo...

¿Con qué cara se atrevió a tildar de racista a la afición española este señor? ¿Con la misma que dijo harían una campaña de vigilancia especial en el Gran Premio de España? ¿Con esa?

Anónimo dijo...

Y digo yo, ¿donde están el resto de comentarios?

[McK0rM!¿k] dijo...

Anónimo, no se a que te refieres.. supongo que a la lista de 'últimos comentarios' de la derecha.. que resalta los últimos comentarios de TODAS las entradas..

salu2 y gracias por leer 'F1.O.B.'