jueves, 11 de septiembre de 2008

Final GP2: Pantano, principal candidato


Fin de fiesta para las GP2 Series este fin de semana en Monza, con el campeón que relevará a Timo Glock en el palmares aún por decidir. Giorgio Pantano llega a su circuito de casa como líder del campeonato, con 11 puntos de ventaja sobre el novel Bruno Senna, principal rival del italiano. Di Grassi y Grosjean a 18 puntos, aún conservan opciones matemáticas al haber veinte puntos en juego en esta cita del GP de Italia.

Mucho más experto que sus rivales (en su cuarta temporada en GP2) es sorprendente como Pantano se ha complicado la victoria en las últimas citas del campeonato tras sufrir problemas mecánicos en Valencia cuando caminaba hacia la victoria y verse excluido de la segunda carrera en Spa tras tener una colisión con Lucas di Grassi en la última vuelta de la carrera larga. Por suerte para Pantano, las últimas carreras de Bruno Senna no han sido mucho mejores y por ello, cuenta aún con una renta que debería ser suficiente para llevarse el título.

Esta temporada 2008 que pone su final en Monza destaca por no haber perdido ni un ápice de espectáculo, pese a no haber sido la temporada más brillante de la joven historia de la GP2. Tan sólo la llegada de Bruno Senna ha supuesto un soplo de aire fresco en una categoría en la que los españoles no han cumplido las expectativas con tan sólo Andy Soucek brillando en momentos puntuales. Lo positivo para nuestro país es la consistente actuación de nuestros equipos: Campos es líder de la competición y Racing Engineering está cerca de conseguir el titulo con el mencionado Pantano. Este fin de semana, veremos si el ex de Jordan es capaz de confirmar su candidatura en Monza... lo de volver a la F1 ya será otro cantar.

1 comentario:

Javi G. dijo...

Creo que Pantano y Senna han hecho un excelente trabajo, no se puede decir de los españoles lo mismo, sin duda que es un año para olvidar, yo tenía muchas esperanzas en Roldán Rodríguez pero al final nada de nada, esperemos que para el próximo las cosas cambien.
Un saludo.