lunes, 1 de septiembre de 2008

Talentos desaprovechados


Curioso día de domingo, automovilisticamente hablando. Dejando de lado la carrera de las World Series en Nurburgring, la noticia del día ha sido el debut de la Superleague Formula en Donington Park. Apartando mi negativa opinión sobre este engendro entre fútbol y automovilismo, podríamos destacar el formato de clasificación, con eliminatorias directas entre los pilotos a una vuelta, como si de un torneo de tenis (¿o debería decir la Champions League?) se tratara. Por cierto, espero que Donington sea modificado a conciencia para la llegada de la F1, pues da la impresión de que es una auténtica odisea adelantar hasta en este tipo de categorías, con lluvia incluida.

Sin embargo, el motivo principal de este articulo es destacar la actuación de dos grandes pilotos españoles condenados al ostracismo de un tiempo a esta parte. Borja García ha ganado magistralmente bajo la lluvia con el monoplaza del Sevilla, mientras que Adrian Vallés con el Liverpool ha remontado hasta el podio desde el fondo de parrilla pese a no haber podido participar en la calificación.

Resulta paradigmático ver que los dos pilotos de mayor talento de nuestra cantera, excepción hecha de Javi Villa y Jaime Alguersuari -ambos aun en formación-, se hayan tenido que ver abocados a participar en una categoría así para mantenerse en el mundo de los monoplazas. A Adrian le ha pesado mucho el año en blanco que pasó como probador en Spyker y sobre todo, caer en un equipo como FSMI en GP2. Si se acuerdan del affaire Roldan-Soucek de principio de año esta todo dicho sobre el equipo de Fisichella. Seguramente, no tardará en volver a la categoría telonera de la F1. En cuanto a Borja, su carrera se ha visto impresionantemente lastrada por la falta de patrocinadores en su cartera cuando sus resultados han sido excelentes con algunos de los peores equipos de las categorías en las que ha participado. En mi opinión, salvo Fernando Alonso, no hay mejor piloto español ahora mismo. Asi de sencillo... y así de injusto.

El tercero en suerte de los españoles es Andy Soucek, el madrileño que pese a todo lo sufrido esta temporada en GP2, es el piloto nacional que más puntos tiene en la tabla clasificatoria. Por suerte para él, su asiento en la GP2 le permitirá seguir destacando. En cuanto a los otros dos, ojalá alguien este tan aburrido como yo para echarle un vistazo a la Superleague en una de las próximas citas y se acuerde de un par de pilotos que son mejores que alguno que se pasea por el paddock del Gran Circo.

2 comentarios:

Haru dijo...

Curioso gusanillo este el nuestro, que nos bloquea amablemente el dedo mientras hacemos zapping en cualquier canal en el que haya ruedas y gasolina, aunque como dices sea para ver el "engendro" que han creado uniendo dos cosas que harían (y hacen) estremecer al más purista de los aficionados.
Y como hablamos hace tiempo ,pilotos talentosos "haberlos...haylos", pero que les suene la campana, ya es más difícil, y es lástima que, como dices, el carrerón de Borja y las DOS remontadas de Adrián, vayan a pasar totalmente desapercibidas, como los resultados de Alvaro Barba o Roberto Merhi este fin de semana.

Saludos a todos.

Mai dijo...

Mientras no haya equipo español de F1 me temo que seguiremos viendo a japoneses e hindúes y demás enchufados en asientos dónde deberían estar otros pilotos. Luego pasa lo que pasa en los grandes premios. Por lo menos con ese "engendro" de competición me entretuve el domingo cosa que el día del GP de Valencia no me pasó.